Lalo…Ante la Ley

Más allá de la postura moral que asume Lalo, el operador/técnico de lo jurídico se conduce por cierta racionalidad que determina su conducta. Y me parece que aquí es donde radica el problema real, y desde donde podríamos hilvanar una crítica radical a la profesión jurídica en nuestro país más allá de la valorización moral. El problema se encuentra en que la racionalidad del jurista que se conducía a sí mismo como agente de lo público se ha transformado en la visión contemporánea del operador jurídico como gestor de lo privado. La racionalidad que permea en la subjetividad del jurista contemporáneo es la del abogado-empresa. Continue reading Lalo…Ante la Ley