3. NEOLIBERALISMO

Utilice alguna cita del libro asignado de Wendy Brown, “El pueblo sin atributos”, para comentar sobre: 1) el artículo “Echarpalantismo” (enlace aquí) de Miguel Rodríguez Casellas; y 2) la campaña mediática del Banco Popular titulada “Echar pa’lante”. Relacione ese artículo y la campaña mediática con las consideraciones de Brown sobre el neoliberalismo como racionalidad política.

5 thoughts on “3. NEOLIBERALISMO

  1. “El neoliberalismo no se trata de que el Estado deje sola a la economía. Por el contrario, el neoliberalismo activa al Estado en defensa de la economía, no para que adquiera funciones económicas o para intervenir en efectos económicos sino, más bien, para facilitar la competencia y el crecimiento económico y para economizar lo social” (Brown, 2017, p.62)

    En su libro “El pueblo sin atributos: La secreta revolución del neoliberalismo” Brown (2017), profundiza la idea de que el neoliberalismo es una racionalidad política. Brown (2017) , basándose en Foucault entiende la racionalidad política como un orden hegemónico de razón normativa que crea y transforma todos los aspectos de la sociedad (Brown, 2017). De igual forma, el neoliberalismo ha cambiado y reestructurado todos los aspectos de la sociedad; económicos, políticos, individuales y sustentado este cambio hegemónico con una ideología de individualismo, competencia y “self-improvement” (Brown, 2017). La situación que describe el artículo “Echarpalantismo”, las promociones de la campaña “Echar pa’ lante” del Banco Popular y la canción del mismo nombre escrita por el Gran Combo son reflejos de esta misma racionalidad política.

    En el artículo “Echarpalantismo” el Rodríguez Casellas (2013), describe la situación legal a la que se enfrentaba la Junta de Planificación y el entonces futuro de las leyes de suelo de Puerto Rico. Según Rodríguez Casellas (2013), el gobierno de Alejandro García Padilla quería remover a la Junta de Planificación y sustituirla por una agencia de permisos con el propósito de facilitar y agilizar los procesos. Rodríguez Casellas (2013) sin embargo insiste que tal proceso no tiene como fin real, ni como únicas consecuencias, la agilización de procesos sino la práctica del gobierno de hacerse a un lado y otorgarle los espacios de poder al sector privado. El autor indica que con un frente de efectividad se transforma la planificación de Puerto Rico en un sector lucrativo cuyo fin sería las ganancias financieras y no el bien público. Esto es un reflejo de la mercantilización de todos los sectores, especialmente del gubernamental, consecuencia de la racionalidad neoliberal. Brown (2017), explica que un aspecto crucial de la racionalidad neoliberal es el desmantelamiento y la descentralización del estado, por lo que sus deberes son asumidos por los sectores privados. Esto se realiza con el propósito de aumentar la competencia. Similarmente, es una adaptación de lo que Brown llama “best practices”; métodos claves de la racionalidad neoliberal. Las mejores prácticas son aquellas técnicas que se extrapolan a través de diferentes industrias, incluyendo el sector público, al reconocerse como las que producen mejores resultados. De esta forma se separan de su contexto y se enfocan en los resultados y la efectividad (Brown, 2017). De la misma forma, la Junta de Planificación se sustituiría por una compañía que pone como prioridad agilizar procesos y no tomar en cuenta las repercusiones a largo plazo o al bien común de las decisiones que tome.

    La campaña “Echa pa’ lante” y la canción del Gran Combo del mismo nombre reflejan otros aspectos de la racionalidad neoliberal, específicamente su efecto en los individuos. Primeramente, con la campaña del Banco Popular se reproduce la idea del individuo emprendedor. Dentro de la racionalidad neoliberal, se concibe a los sujetos como capital humano que deben invertir en sí mismos para progresar (Brown, 2017). Además, en estos materiales de promoción se puede ver la delegación y la responsabilización. La delegación implica que encontrar la solución de problemas a gran escala se encomienda a personas individuales que no poseen la capacidad política o financiera para enfrentarse a ellos. Estos problemas usualmente son estructurales y han sido causados por actores con mucho más poder político y económico. La responsabilización es la asignación del peso moral de estos mismos problemas a los individuos (Brown, 2017). De forma similar, en la campaña del Banco Popular son los sueños y el trabajo de los individuos los que deben construir un país más justo y que otorgue a los ciudadanos una mejor calidad de vida. A su trabajo individual se le delega mejorar las condiciones socioeconómicas de Puerto Rico concretamente. Además, se le responsabiliza, asignándole el peso moral de construir un país. Sin embargo, las condiciones socioeconómicas que se desean mejorar con la campaña son aquellas ocasionadas por los poderes políticos extranjeros, mega corporaciones e instituciones financieras como el Banco Popular. Asimismo la canción insiste en la productividad del individuo, inclusive cuando se enfrenta al agotamiento. Más aún, expresa el trabajo como un productor de felicidad y propósito. Este aspecto de la canción muestra la reestructuración del alma que busca la racionalidad neoliberal, en la que el individuo se dedica plenamente a la producción pero la concibe como un deseo individual de superación, siempre positivo.

    En fin, volviendo a la cita original, el neoliberalismo como racionalidad política transforma todos los aspectos de la vida en un mercado. Éste reestructura el ámbito político mercantilizando y desmantelando al gobierno mientras reparte esos deberes al sector privado. También, se empeña en responsabilizar y delegar problemas sociales a los individuos. Por último, transforma a los individuos en sujetos neoliberales.

    Brown, W. (2017). El pueblo sin atributos: La secreta revolución del neoliberalismo.Malpaso Ediciones SL.
    Rodríguez Casellas, M. (2013, October 25). Echarpalantismo. 80grados+. Retrieved March 10, 2022, from https://www.80grados.net/echarpalantismo/

    Like

  2. “Una economía creciente que cree empleos buenos de clase media: ésa tiene que ser la Estrella del Norte que guíe nuestros esfuerzos —entonó el presidente—. Cada día debemos hacernos tres preguntas como nación[14] —añadió—. ¿Cuáles son estas guías inesperadas para la ley y la formación de políticas, para la conducta colectiva e individual?: ¿Cómo podemos atraer más empleos a nuestras costas? ¿Cómo equipamos a nuestra gente de las habilidades necesarias para desempeñar esos empleos? ¿Y cómo nos cercioramos de que el trabajo duro dé lugar a un medio de vida decente?”[15] Atraer inversionistas y desarrollar una fuerza laboral que sea remunerada adecuadamente: ésas son las metas en el siglo XXI de la democracia más vieja del mundo en manos de un presidente que piensa en la justicia” (Brown, 2016, p.20).

    El artículo que escribe Miguel Rodríguez Casellas en el 2013, fácilmente podría haber sido escrito hoy o en el 2017 tras el paso del Huracán María. El autor aborda varios puntos en este artículo pero me enfocaré en el cual el autor plantea como, la percepción del pasado como un espacio donde aquellos que no quieren que el país crezca se quedan y que impide nuevos contratos sociales. El echar pa’ lante requiere de que aquellos que se ven afectados por la crisis económica, crisis ecológica o son víctimas del Estado no miren hacia el pasado. Un discurso que va de la mano del echar pa’ lantes es el de “todxs estamos en el mismo barco”, “todxs estamos en las mismas” frases enunciadas por los pocos privilegiados que se benefician de la crisis de muchxs. El autor menciona que el gobernador Tugwell en sus experimentos con la planificación él está “sobre-simplificando condiciones”. Esto es lo que se hace cuando se habla de estos discursos de echar pa’ lante, quienes mencionan estas frases ignoran las distintss condiciones socioeconómicas que afectan a la población a la que se dirigen, hablan desde su perspectiva ignorando el hecho de que existen varias realidades en un solo tiempo.

    La urbanización es un fenómeno que engaña a los pueblos, automáticamente lo asociamos con el progreso, tenemos una idea colonizada del progreso, muy atada al Imperio estadounidense. El gobierno se ancla de esta idea que tenemos de la urbanización para continuar dándole beneficios y proyectos a “sus amigos”. “Usar el descontento ciudadano con el calvario de la permisología para forzar una legislación que daría “fast-track” a los desarrolladores, siempre rapaces, es un acto de perversa manipulación de opinión publica” (Rodríguez Casellas, 2013, p. 8).

    El echar pa’ lante obliga al sujeto a enfocarse en trabajo, es un “motivational speech” cuyo objetivo es como expone Rodríguez (2013) eliminar obstáculos mentales y físicos, añado a esto también obstáculos emocionales. El Estado nos drena emocionalmente, en momentos de crisis se supone que tengamos como prioridad echar pa’ lante (trabajar) y luego, si hay tiempo atender de nuestras necesidades mentales, físicas y emocionales, no podemos funcionar de manera adecuada dejando nuestras salud (en todo los aspectos) como cuestión de última prioridad. “Cuando todo es pa’lante no es posible planificar responsablemente” (Rodríguez Casellas, 2013, p.9).

    Si nos tomamos el tiempo de descansar y miramos hacia el pasado surgen cuestionamientos similares a los que plantea el autor. Comenzamos a criticar, analizar y a preguntarnos ¿por qué estas dinámicas se dan así?, ¿quién se beneficia de ellas?, ¿por qué escucho siempre el mismo discurso de motivación cuando pasamos por una crisis?
    “El País tiene que comprender que quienes señalamos estas situaciones
    no somos enemigos de la convivencia, ni odiadores profesionales, ni
    palomas heridas del proceso político, ni aguafiestas u obstaculizadores
    “negativos” del progreso social. Quienes nos pronunciamos así, estamos
    mirando al País a largo plazo, asegurándonos de que en medio de la
    crisis, la desesperación no se traduzca en un peligroso optimismo
    escapista y, a fin de cuentas, impráctico” (Rodríguez Casellas, 2013).

    Lo primero que menciona Richard L. Carrión (CEO de Banco Popular) en el Encuentro de Echar Pa’ Lante, es como le sorprendieron dos cosas, el animo de trabajo y el sentido de comunidad. Ese animo de trabajo al que el se refiere es el resultado de la programación de echar pa’ lante, el País esta en un estado constante de supervivencia, estamos programados para sobrevivir, no para vivir. Mientras que ese sentido de comunidad al cual el hace alusión es el resultado de los despertares que el pueblo tiene ante la realidad de lo que es el gobierno. Creamos una situación de interdependencia con la comunidad, porque sabemos que el gobierno no va a responder. Esto se vio claramente en enero del 2020, con los terremotos que ocurrieron en el sur del archipiélago.

    La canción del Gran Combo a través de varias letras la idea que quiere llevar es la de la importancia de trabajar y salir adelante como bien dice la canción “que bueno es vivir así, con ganas de trabajar”. En todos los espacios observamos un cierto de culto al trabajo, donde siempre va por encima de cualquier otra cosa. La cita de Wendy Brown donde expone cuales son las metas del Presidente Obama delinean claramente esto, el trabajo y su importancia, la creación de ellos y que las personas permanezcan trabajando es clave.

    Like

  3. “Echar pa’lante” suena como una frase motivacional, no importa a qué nos enfrentamos no debemos mirar atrás y enfrentamos nuestro futuro. En el artículo llamado Echarpalantismo por Miguel Rodríguez Casellas, nos demuestra como esta frase se ha utilizado para moldear al pueblo puertorriqueño a trabajar más fuerte para el futuro de su país, cuando este no tiene el control de ello. La lectura postula como han vendido nuestros suelos, playas, terrenos agrícolas para crear urbanizaciones suburbanas, centros comerciales etc. No solo nos quitan nuestra tierra, sino también lo hacen con poca planificación, haciendo que muchos de estas estructuras queden destruidos, poca movilización peatonal u otras inconveniencias para los ciudadanos. Todo porque tienen una cosa en mente, ganancia para el gobierno. Wendy Brown menciona esto en su libro llamado “El pueblo sin atributos”, “Por el contrario, el objetivo es que la racionalidad neoliberal disemina el modelo del mercado a todas las esferas y actividades —incluso aquellas en que no se involucra el dinero— y configura a los seres humanos de modo exhaustivo como actores del mercado, siempre, solamente y en todos los lados como homooeconomicus” (p.28). Todo es economía, todo tiene posibilidad de crear beneficios y el pueblo es responsable de hacer esto posible, lo importante es que no nos demos cuenta de que esto es lo que está ocurriendo.
    Le ponen la presión a los ciudadanos puertorriqueños que haya un mejoría en nuestra país, mientras nadie vigila por el bienestar de ellos. Están más preocupados en formarnos a imagen idéntica de la norteamericana, ya que se ha visto que es un país “lucrativo” que el bien común de la isla no es si prioridad, “El público, por otro lado, estaba siendo ideológicamente condicionado para desear vivir a la manera norteamericana, así, cualquier signo de suburbanización, ya sea en la forma del comercio de tipo “big box” (i.e. Walmart) o en el modelo de la urbanización cerrada (que se retroalimenta con el imaginario de las antiguas bases militares) sería visto como el umbral hacia el progreso imaginado” (Casellas, 2013). Pero somos nosotros que debemos “echar pa’lante”, ya que si trabajamos lo suficientes podemos vivir de los lujos del país. Hasta en la canción del Gran Combo que dice “Que bueno es vivir así con ganas de trabajar, haciendo de todo un poco, voy progresando, ¡no voy para atrás!”, nos propulsa la idea que sentirnos exhaustos es parte de la vida laboral y debemos usar este sentimiento para crecer en nuestra vida profesional. Casellas ve esto como un problema puesto que “Esa es la asimetría del poder que existe en Puerto Rico y que disimulan los refraneros de echar pa’lante cuando pretenden hacernos creer que todos estamos en un mismo bote igualitario” (Casellas, 2013). Al fin y al cabo, no todos estamos en la misma posición, están lo que hacen el esfuerzo y el trabajo, y los que se benefician de ello; “Cuando se nos imagina como capital humano en todo lo que hacemos y en todos los lugares, la igualdad deja de ser la relación supuestamente natural entre nosotros” (Brown, p.36). Nos convertimos en máquinas mientras nos quitan nuestra autonomía al frente de nuestros ojos, quitándonos nuestros lugares públicos, nuestra agricultura, creando autopistas mientras no nos proveen con transporte público accesible etc. “Uno se preguntará cómo ocurrió todo este ataque a la integridad del suelo, que nos ha puesto a depender del automóvil, a vivir lejos de nuestros centros de trabajo y, en general, a adoptar un patrón de continente norteamericano en una isla con limitado suelo, necesidades alimentarias cada vez menos atendidas por su producción agrícola, y presión sobre sus recursos de agua, de una manera tan irresponsable…” (Casellas, 2013)
    Esto conlleva, como dice Brown, una “reconstrucción del alma”. Esta explica como instituciones están construidas para atraer inversionistas usando a diferentes individuos para promover su valor y convertir este a una ganancia económica (p.18). Se puede observar lo dicho en el anuncio de Banco Popular. En la superficie se ve como algo inofensivo, como utilizaban los “sueños” de los puertorriqueños para tallarlos en madera y usarlos como decoración en su árbol de navidad. Cuando la realidad utilizan la vulnerabilidad del pueblo para promocionar su compañía, haciéndolos ver caritativos a la par con el pueblo. A la vez muchos de estos “sueños” son demandas razonables de los ciudadanos, como una mejor educación o la promoción de nuestra cultura, pero somos unos soñadores si pensamos que esto sea posible.
    Finalmente, estos son grandes ejemplos de cómo todo es mercado, hasta las personas. El “echar pa’lante” se ha utilizado para promover un hábito poco saludable en nosotros, esperando que sin mirar atrás podemos hacer algún cambio. No es tan simple, hay mucho que no está en nuestras manos. El pueblo se utiliza para crear capital mientras se les vende el cuento que todos nuestros esfuerzos van a ser recompensados. Nos crean nuestros sueños, nos quitan las oportunidades de elegir lo que queremos, pero está en nosotros en construir un mejor Puerto Rico. Algo que sí nos han demostrado es que estas grandes compañías realmente no les importa nuestro bienestar, si fuese así harían mucho más que colgar nuestros “sueños” en un árbol de navidad.
    Bibliografía:
    Rodríguez Casellas, M. (2013). Echarpalantismo. 80 Grados.
    https://www.80grados.net/echarpalantismo/
    Brown, W. (2017). El pueblo sin atributos: La secreta revolución del neoliberalismo.
    Sueños Echar Pa’ Lante -Banco Popular (1). (2018).

    “Echar Pa’lante.” (s.f.). https://www.youtube.com/watch?v=EZPR3FbDOBs&t=233s

    Like

  4. “Echar pa’lante” suena como una frase motivacional, no importa a qué nos enfrentamos no debemos mirar atrás y enfrentamos nuestro futuro. En el artículo llamado Echarpalantismo por Miguel Rodríguez Casellas, nos demuestra como esta frase se ha utilizado para moldear al pueblo puertorriqueño a trabajar más fuerte para el futuro de su país, cuando este no tiene el control de ello. La lectura postula como han vendido nuestros suelos, playas, terrenos agrícolas para crear urbanizaciones suburbanas, centros comerciales etc. No solo nos quitan nuestra tierra, sino también lo hacen con poca planificación, haciendo que muchos de estas estructuras queden destruidos, poca movilización peatonal u otras inconveniencias para los ciudadanos. Todo porque tienen una cosa en mente, ganancia para el gobierno. Wendy Brown menciona esto en su libro llamado “El pueblo sin atributos”, “Por el contrario, el objetivo es que la racionalidad neoliberal disemina el modelo del mercado a todas las esferas y actividades —incluso aquellas en que no se involucra el dinero— y configura a los seres humanos de modo exhaustivo como actores del mercado, siempre, solamente y en todos los lados como homooeconomicus” (p.28). Todo es economía, todo tiene posibilidad de crear beneficios y el pueblo es responsable de hacer esto posible, lo importante es que no nos demos cuenta de que esto es lo que está ocurriendo.

    Le ponen la presión a los ciudadanos puertorriqueños que haya un mejoría en nuestra país, mientras nadie vigila por el bienestar de ellos. Están más preocupados en formarnos a imagen idéntica de la norteamericana, ya que se ha visto que es un país “lucrativo” que el bien común de la isla no es si prioridad, “El público, por otro lado, estaba siendo ideológicamente condicionado para desear vivir a la manera norteamericana, así, cualquier signo de suburbanización, ya sea en la forma del comercio de tipo “big box” (i.e. Walmart) o en el modelo de la urbanización cerrada (que se retroalimenta con el imaginario de las antiguas bases militares) sería visto como el umbral hacia el progreso imaginado” (Casellas, 2013). Pero somos nosotros que debemos “echar pa’lante”, ya que si trabajamos lo suficientes podemos vivir de los lujos del país. Hasta en la canción del Gran Combo que dice “Que bueno es vivir así con ganas de trabajar, haciendo de todo un poco, voy progresando, ¡no voy para atrás!”, nos propulsa la idea que sentirnos exhaustos es parte de la vida laboral y debemos usar este sentimiento para crecer en nuestra vida profesional. Casellas ve esto como un problema puesto que “Esa es la asimetría del poder que existe en Puerto Rico y que disimulan los refraneros de echar pa’lante cuando pretenden hacernos creer que todos estamos en un mismo bote igualitario” (Casellas, 2013). Al fin y al cabo, no todos estamos en la misma posición, están lo que hacen el esfuerzo y el trabajo, y los que se benefician de ello; “Cuando se nos imagina como capital humano en todo lo que hacemos y en todos los lugares, la igualdad deja de ser la relación supuestamente natural entre nosotros” (Brown, p.36). Nos convertimos en máquinas mientras nos quitan nuestra autonomía al frente de nuestros ojos, quitándonos nuestros lugares públicos, nuestra agricultura, creando autopistas mientras no nos proveen con transporte público accesible etc. “Uno se preguntará cómo ocurrió todo este ataque a la integridad del suelo, que nos ha puesto a depender del automóvil, a vivir lejos de nuestros centros de trabajo y, en general, a adoptar un patrón de continente norteamericano en una isla con limitado suelo, necesidades alimentarias cada vez menos atendidas por su producción agrícola, y presión sobre sus recursos de agua, de una manera tan irresponsable…” (Casellas, 2013)

    Esto conlleva, como dice Brown, una “reconstrucción del alma”. Esta explica como instituciones están construidas para atraer inversionistas usando a diferentes individuos para promover su valor y convertir este a una ganancia económica (p.18). Se puede observar lo dicho en el anuncio de Banco Popular. En la superficie se ve como algo inofensivo, como utilizaban los “sueños” de los puertorriqueños para tallarlos en madera y usarlos como decoración en su árbol de navidad. Cuando la realidad utilizan la vulnerabilidad del pueblo para promocionar su compañía, haciéndolos ver caritativos a la par con el pueblo. A la vez muchos de estos “sueños” son demandas razonables de los ciudadanos, como una mejor educación o la promoción de nuestra cultura, pero somos unos soñadores si pensamos que esto sea posible.

    Finalmente, estos son grandes ejemplos de cómo todo es mercado, hasta las personas. El “echar pa’lante” se ha utilizado para promover un hábito poco saludable en nosotros, esperando que sin mirar atrás podemos hacer algún cambio. No es tan simple, hay mucho que no está en nuestras manos. El pueblo se utiliza para crear capital mientras se les vende el cuento que todos nuestros esfuerzos van a ser recompensados. Nos crean nuestros sueños, nos quitan las oportunidades de elegir lo que queremos, pero está en nosotros en construir un mejor Puerto Rico. Algo que sí nos han demostrado es que estas grandes compañías realmente no les importa nuestro bienestar, si fuese así harían mucho más que colgar nuestros “sueños” en un árbol de navidad.
    Bibliografía:
    Rodríguez Casellas, M. (2013). Echarpalantismo. 80 Grados.
    https://www.80grados.net/echarpalantismo/
    Brown, W. (2017). El pueblo sin atributos: La secreta revolución del neoliberalismo.
    Sueños Echar Pa’ Lante -Banco Popular (1). (2018).

    “Echar Pa’lante.” (s.f.). https://www.youtube.com/watch?v=EZPR3FbDOBs&t=233s

    Like

  5. “Echar pa’lante” suena como una frase motivacional, no importa a qué nos enfrentamos no debemos mirar atrás y enfrentamos nuestro futuro. En el artículo llamado Echarpalantismo por Miguel Rodríguez Casellas, nos demuestra como esta frase se ha utilizado para moldear al pueblo puertorriqueño a trabajar más fuerte para el futuro de su país, cuando este no tiene el control de ello. La lectura postula como han vendido nuestros suelos, playas, terrenos agrícolas para crear urbanizaciones suburbanas, centros comerciales etc. No solo nos quitan nuestra tierra, sino también lo hacen con poca planificación, haciendo que muchos de estas estructuras queden destruidos, poca movilización peatonal u otras inconveniencias para los ciudadanos. Todo porque tienen una cosa en mente, ganancia para el gobierno. Wendy Brown menciona esto en su libro llamado “El pueblo sin atributos”, “Por el contrario, el objetivo es que la racionalidad neoliberal disemina el modelo del mercado a todas las esferas y actividades —incluso aquellas en que no se involucra el dinero— y configura a los seres humanos de modo exhaustivo como actores del mercado, siempre, solamente y en todos los lados como homooeconomicus” (p.28). Todo es economía, todo tiene posibilidad de crear beneficios y el pueblo es responsable de hacer esto posible, lo importante es que no nos demos cuenta de que esto es lo que está ocurriendo.

    Le ponen la presión a los ciudadanos puertorriqueños que haya un mejoría en nuestra país, mientras nadie vigila por el bienestar de ellos. Están más preocupados en formarnos a imagen idéntica de la norteamericana, ya que se ha visto que es un país “lucrativo” que el bien común de la isla no es si prioridad, “El público, por otro lado, estaba siendo ideológicamente condicionado para desear vivir a la manera norteamericana, así, cualquier signo de suburbanización, ya sea en la forma del comercio de tipo “big box” (i.e. Walmart) o en el modelo de la urbanización cerrada (que se retroalimenta con el imaginario de las antiguas bases militares) sería visto como el umbral hacia el progreso imaginado” (Casellas, 2013). Pero somos nosotros que debemos “echar pa’lante”, ya que si trabajamos lo suficientes podemos vivir de los lujos del país. Hasta en la canción del Gran Combo que dice “Que bueno es vivir así con ganas de trabajar, haciendo de todo un poco, voy progresando, ¡no voy para atrás!”, nos propulsa la idea que sentirnos exhaustos es parte de la vida laboral y debemos usar este sentimiento para crecer en nuestra vida profesional. Casellas ve esto como un problema puesto que “Esa es la asimetría del poder que existe en Puerto Rico y que disimulan los refraneros de echar pa’lante cuando pretenden hacernos creer que todos estamos en un mismo bote igualitario” (Casellas, 2013). Al fin y al cabo, no todos estamos en la misma posición, están lo que hacen el esfuerzo y el trabajo, y los que se benefician de ello; “Cuando se nos imagina como capital humano en todo lo que hacemos y en todos los lugares, la igualdad deja de ser la relación supuestamente natural entre nosotros” (Brown, p.36). Nos convertimos en máquinas mientras nos quitan nuestra autonomía al frente de nuestros ojos, quitándonos nuestros lugares públicos, nuestra agricultura, creando autopistas mientras no nos proveen con transporte público accesible etc. “Uno se preguntará cómo ocurrió todo este ataque a la integridad del suelo, que nos ha puesto a depender del automóvil, a vivir lejos de nuestros centros de trabajo y, en general, a adoptar un patrón de continente norteamericano en una isla con limitado suelo, necesidades alimentarias cada vez menos atendidas por su producción agrícola, y presión sobre sus recursos de agua, de una manera tan irresponsable…” (Casellas, 2013)

    Esto conlleva, como dice Brown, una “reconstrucción del alma”. Esta explica como instituciones están construidas para atraer inversionistas usando a diferentes individuos para promover su valor y convertir este a una ganancia económica (p.18). Se puede observar lo dicho en el anuncio de Banco Popular. En la superficie se ve como algo inofensivo, como utilizaban los “sueños” de los puertorriqueños para tallarlos en madera y usarlos como decoración en su árbol de navidad. Cuando la realidad utilizan la vulnerabilidad del pueblo para promocionar su compañía, haciéndolos ver caritativos a la par con el pueblo. A la vez muchos de estos “sueños” son demandas razonables de los ciudadanos, como una mejor educación o la promoción de nuestra cultura, pero somos unos soñadores si pensamos que esto sea posible.

    Finalmente, estos son grandes ejemplos de cómo todo es mercado, hasta las personas. El “echar pa’lante” se ha utilizado para promover un hábito poco saludable en nosotros, esperando que sin mirar atrás podemos hacer algún cambio. No es tan simple, hay mucho que no está en nuestras manos. El pueblo se utiliza para crear capital mientras se les vende el cuento que todos nuestros esfuerzos van a ser recompensados. Nos crean nuestros sueños, nos quitan las oportunidades de elegir lo que queremos, pero está en nosotros en construir un mejor Puerto Rico. Algo que sí nos han demostrado es que estas grandes compañías realmente no les importa nuestro bienestar, si fuese así harían mucho más que colgar nuestros “sueños” en un árbol de navidad.
    Bibliografía:
    Rodríguez Casellas, M. (2013). Echarpalantismo. 80 Grados.
    https://www.80grados.net/echarpalantismo/
    Brown, W. (2017). El pueblo sin atributos: La secreta revolución del neoliberalismo.
    Sueños Echar Pa’ Lante -Banco Popular (1). (2018).

    “Echar Pa’lante.” (s.f.). https://www.youtube.com/watch?v=EZPR3FbDOBs&t=233s

    Like

Leave a Reply to Marta Jiménez Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s